Como lograr cuerpo, mente y alma en equilibrio

Actualizado: 15 dic 2020

Tu ser lo conforman tres dimensiones, tres elementos a la vez te representan. ¿Eres consciente que tu felicidad se supedita al cuidado de las tres por igual? Cuerpo, mente y espíritu . De nada sirve centrar esfuerzo en nuestro cuerpo, por ejemplo, si nuestro espíritu está inquieto, o nuestra mente agotada. Lograr el equilibrio entre ellos es la clave para alcanzar una vida plena.


Las tres entidades se complementan. Cuando uno de los tres queda desatendido, aparece el malestar y el sufrimiento. Incluso está demostrado que podemos llegar a enfermarnos.



El cuerpo, la mente y el alma son 3 elementos básicos que deben estar en total armonía para encontrar ese equilibrio que tanto deseamos. No se trata de factores aleatorios, se trata de trabajar en la salud y bienestar de nuestro cuerpo, nuestros pensamientos, emociones, sentimientos y procurar una vida espiritualmente plena.



El cuerpo.


La frase de tu cuerpo un templo sagrado no es arbitraria, y es que, lejos de ser algo superficial, tener buen aspecto y contar con una salud de hierro es fundamental para encontrar el equilibrio. Es importante que cuidemos y amemos nuestro cuerpo y nuestra alimentación para que se encuentre siempre sano y evitar que enferme. Para conseguirlo, llevar una dieta sana, una alimentación equilibrada y evitar grasas, azúcares o alcohol te ayudará a conseguirlo.




Intenta consumir todos los nutrientes que necesitas: proteínas, grasas, verduras, frutas e hidratos de carbono. Además, alejarte de dietas estrictas que solo te minen fuerzas también será una buena opción. Por otra parte, también es necesario realizar ejercicio para mantenerte en forma. No es necesario que te mates practicando deporte, pero sí que tendrás que moverte, aunque sea una hora al día. Algunas prácticas como la meditación te darán lo que buscas para estar saludable.



La mente.


Pensamientos, emociones, decisiones… todo proviene de la mente y todo está en nosotros mismos. Concentrarte y fijar metas es esencial para actuar con decisión en tu vida. Tener siempre pensamientos positivos, evitar suponer, desintoxicar la mente de hábitos negativos, es lo mejor que puedes hacer para conseguir el equilibrio mental, pues dependiendo de tus pensamientos, será cómo te sientas y así actuarás. Cuidar tu mente es cuidarte a ti. Algunas prácticas tan sencillas como la escritura tienen grandes beneficios para tus emociones al igual que la lectura y la práctica diaria de pensamientos sanos.





El alma, tu espíritu.


Todos sabemos qué es el cuerpo y qué es la mente. Entendemos como cultivar ambos conceptos, podemos ir al gimnasio o leer un libro… pero ¿cómo se cultiva el alma?. Te lo explicamos. El alma es un elemento inmaterial, no se puede ver y está en todos los seres vivos.



Cuando cultivamos el alma cultivamos la persona que queremos ser.

Realizar meditación, mindfulness o prácticas espirituales, tiene grandes beneficios para todo tu ser y algunos ejercicios de respiración nos ayudará a cultivar el alma. Con estas actividades conseguiremos relajarnos, alejarnos de esas emociones negativas que están en nosotros y emprender el camino hacia la persona que queremos ser. Trabajar desde el ser, para hacer y tener, es la clave.




6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo